Meliá Hotels International Ante la Entrada en Liquidación Obligatoria de Thomas Cook

Imprimir

23/9/2019

Ante la situación generada por la liquidación de Thomas Cook (partner histórico con más de 150 años de trayectoria y gran compañero de viaje para Meliá Hotels International desde nuestros comienzos), queremos ante todo, tranquilizar a los clientes que ya estén alojados y hayan reservado sus estancias con nosotros a través de dicho Grupo, garantizándoles que sus estancias podrán finalizarse en las condiciones contratadas.

Igualmente, queremos asegurar a aquellos operadores que reservaron vuelos del Grupo Thomas Cook y reservaron en nuestros hoteles, que no se les cargarán los importes generados, así como la devolución de los importes pre-pagados. Meliá considera que también en momentos como estos una empresa de referencia debe apoyar y solidarizarse con sus clientes y colaboradores.

Lamentamos, como no podía ser de otro modo, el anuncio de quiebra, pues entendemos no es una buena noticia para el sector, y aunque estimamos que tendrá un importante impacto en la distribución de las plazas aéreas en el corto plazo, mantenemos la confianza en que la misma podrá reordenarse en pocos meses. La fortaleza de la demanda de viajes, y la existencia de operadores con experiencia y solvencia garantizada, junto a la voluntad de todos los actores de la industria, volcados, estamos seguros, como Meliá, harán que la incierta situación actual quede superada.

Situaciones como la presente reafirman la importancia de la transformación del modelo de negocio emprendida por nuestra compañía, apostando por marcas hoteleras fuertes y reconocidas, por un portfolio diversificado y equilibrado, y por una sólida estrategia comercial articulada en torno a sus canales directos B2B (MeliaPro) y B2C (Melia.com) que nos permite colaborar con nuestros mejores partners, ajustando al mismo tiempo la dependencia de la tour operación, más significativa en el caso de otras Compañías.

Esta estrategia y modelo de negocio, junto a las garantías establecidas por nuestra estricta política de gestión de riesgos, nos aseguran que no existirá impacto alguno ya sea en la operación o resultados de sus hoteles por la quiebra hoy anunciada, y con independencia de que se traten de hoteles en régimen de propiedad, arrendamiento o gestión.